23 jun. 2013

ISTANBUL...Merhaba

¡¡Hola desde Estambul! Como prometí, os pongo al día. 
¡¡Esto es una maravilla!! Hoy, no hay ni una nube en el cielo y hace un calor horrible. Las calles son como las de San Francisco, cuestas arriba y abajo...horrible! Aquí no hace falta gimnasio, con que subas y bajes tu calle un par de veces, ya te has hecho todo el ejercicio que te hace falta para 5 días. Lo bueno es que mi casita está a dos minutos andando del maravilloso Bósforo. El Bósforo, que también se llama el Estrecho de Estambul, separa Asia de Europa. Parece mentira pensar que un pequeño trozo de agua pueda separar dos continentes. Pero, ¡es increíble! Esta mañana, me he dado un larguísimo paseo por la orilla. Esta repleto de barcos y ferrys que cruzan a Asia o que van a las islas Príncipe, que, ahora en verano, se llenan los fines de semana. A las islas Príncipe iré seguramente el fin de semana siguiente, porque me han dicho que son geniales para un día de playa y relax. A parte de la cantidad excesiva de barcos, podemos ver a los pescadores intentando pillar algún pez pequeñito y a las familiar haciendo sus picnics en los parques pegados a la orilla. Se me había olvidado la vida que da tener un río, mar o derivado en tu ciudad. El espíritu es otro, el olor a mar te relaja al instante. Cuando vivía en Washington, el Potomac, en estas épocas, estaba hasta arriba de barquitos y canoas, ¡todo un lujo! Aquí no hay canoas, ya que el agua es un poco mas salvaje, pero hay pescadores y, en vez de tener el estado de Virginia al otro lado del rio, tengo Asia. 
Ya he encontrado el sitio donde a partir de ahora iré a descansar y escribir. De hecho, me encuentro aquí ahora mismo, en un pequeño café/chocolatería con unos dulces que da miedo hasta mirarlos (tranquila mamita, que me he pedido un té helado!) y con vistas al estrecho mientras os escribo y os voy poniendo al día (aunque esto lo publicaré esta noche). 
¡Me voy a seguir mi paseito! ¡Hasta la próxima!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada