3 feb. 2013

Short story : No es un adios, es un hasta siempre

Today we have a new young writer. He/she has decided to keep his/her identity anonymous. Her words are as strong as he/she is. Enjoy it:

Esta semana tenemos un/ escritor/a anónimo/a con una historia tan fuerte como el/la propio/a escritor/a. Que lo disfruteis:
Te levantas un día, el sol brilla en lo alto y no hay ni una sola nube que te impida ver ese azul  tan precioso de mediados de verano. Es un día más, en el que tu vida está plagada de maravillosas cosas y  eso hace que te sientas feliz y orgullosa de todo lo que te rodea.  No piensas que un simple vaso de Nesquik con cereales va a ser distinto a partir de ese día. No piensas que tu rutina cambiará, dando un giro de 180º. Lo único que tú sabes es que tu vida es magnífica y que nadie te lo puede arrebatar, por eso empiezas el día como si nada, como un día más.
Pero ese día va a ser diferente. Lo que parecía un día soleado se convierte en pocos minutos en un día lleno de nubes, aunque el sol brille con toda su fuerza, para ti y los que en ese momento te rodea, el sol no existe, las nube se apoderan y ya NADA tiene sentido. Solo, miras a tú alrededor y no entiendes nada, te preguntas: cómo un día normal se convierte en uno de los peores días de tu vida. ES POSIBLE.
Lo único que buscas en ese momento es una explicación a lo sucedido, pero no la tienes. Lo único que quieres es salir corriendo, y encontrarte con esa persona que ha dejado de estar en tu vida en menos de 10 minutos. La cabeza se te llena de preguntas sin respuesta ¿por qué? ¿Cómo? E incluso, por un tiempo no eres consciente que esa persona ya no va a estar más contigo.  Te cuesta reaccionar ante lo que ha pasado y no sabes dónde meterte. Tu inmadurez no te deja ser consciente de lo que realmente está sucediendo
A partir de ese momento, los diferentes acontecimientos te mantienen entretenida y triste. Es una rara sensación, pero te sientes arropada por la gente y eso te hace un poco más fuerte y te ayudan a llevarlo lo mejor posible. Pero eres consciente que todo eso pasa, y que la realidad viene después. Una vez acabado todo tipo de evento/suceso, la REALIDAD se apodera. Tienes que seguir tu vida pero con un vacío dentro que hace que ya nada sea igual, que tu vida dé un giro de 180º y tengas que hacer frente a lo que se avecina.
Poco a poco, vas saliendo adelante con la ayuda de otras personas y sobretodo de tu familia que también ha pasado esa perdida y juntos lo vais superando.
Cuando ya pasa el tiempo, la gente empieza hacer sus preguntas, antes quizás no se atrevían por miedo o por respeto y empiezan las preguntas. En ese momento, cuando empiezas a contestar a cada una de ellas con serenidad y madurez, te das cuenta que lo ha superado, que aunque se te escape una lagrimita y se te haga un nudo en la garganta al contarlo, sabes que es natural ya que en cada respuesta hay una verdad y unas ganas tremendas de seguir adelante y la vez un montón de emociones y de tristeza porque sabes que le echas de menos y que le quieres con todas tus fuerzas.
Muchos te preguntan ¿cómo es posible? Yo no sé si hubiera podido superarlo. Sinceramente, os digo, que todo en esta vida es posible si se saca algo bueno de cada situación o directamente si aprendes algo que te hace ser mejor persona. A mí, por ejemplo, me enseñó a valorar lo que realmente tiene valor, a dar importancia a lo que hay que darla, y sobre todo a disfrutar cada momento con todos los que más quiero.
Sé que es difícil,  pero la vida es un camino lleno de piedras. Hay  piedras  más grandes y otras pequeñas. Las pequeñas en muchos casos, no las hacemos casos, podemos hacer como sí se problema nunca hubiera existido, pero ¿y las grandes? No se puede evitar, por lo tanto o te haces fuerte y te enfrentas o no podrás seguir adelante. Ahora bien, no digo que sea fácil, pero si posible. Y superar una pérdida tan grande como fue la de mi padre, me costó muchísimo pero lo superé lo que no quiere decir que lo haya olvidado, ÉL siempre va a estar en mi corazón y sé que, donde quiera que esté, me cuida como a vosotros vuestro padre.
Cada vez que cuento esto, me emociono. Jamás pensé que una amiga mía me pidiera que publicara algo así, realmente al principio me negué, no me parecía bien contar mis intimidades al resto del mundo, pero por otra parte pensé y fue lo que realmente me animo hacerlo es el poder ayudar a alguien y darle fuerzas para que siga adelante, que si las cosas pasan son por algo y que todo en esta vida tiene recompensa, está claro que nadie va a poder sustituir la figura de mi padre, pero aunque siempre tenga ese vacío hay cosas en mi vida que realmente me animan a seguir adelante, porque sé que si yo estoy bien, el resto de mi familia va a estar bien y viceversa. Porque no soy la única que he perdido a alguien, mi hermano a su padre, mi madre a su marido, mis primos a su tío o padrino. Y solo por ver feliz a esas personas que son las que están ahora aquí, yo saco la mejor de mis sonrisas por mucho que le eche de menos, porque seguramente es lo que mi padre quiere, que seamos felices. Por eso, TODO SE SUPERA Y TODO EN ESTA VIDA TIENE RECOMPENSA

No hay comentarios:

Publicar un comentario