18 ago. 2015

Báilame un Yellow Submarine

¡Muy buenas!
Hace un tiempo que no escribo nada... un año para ser exactos. Os he dejado abandonados durante una época. Lo cierto es que he estado viviendo la vida a tope. Aun que el trabajo me invade, he aprendido a dar lo máximo de mi tiempo, a huir del lío de la ciudad cuando puedo, a disfrutar de los pequeños momentos que nos ofrece la vida. 
Seguro que os habéis dado cuenta, cada vez más, vemos una obsesión por cuidarse físicamente: dietas, carreras, gimnasios... Instagram está lleno de fotos de deportivas y Facebook no hace más que recibir fotos de maratones y de pantallazos de recorridos. Los zumos milagrosos que saben a rayos se han convertido en el negocio del año y los chalecos súper sexys que te envuelven en calambres de sudor son la nueva moda que nadie puede perderse. Y a todo esto, yo me pregunto, ¿y nuestra salud mental y espiritual?
Estamos en la oficina de sol a sol, contamos nuestras calorías y kilómetros recorridos cada día, dormimos con el móvil debajo de la almohada y, lo peor de todo, nos pasamos nuestras vacaciones buscando la foto perfecta para subir a las redes sociales... estamos obsesionados por el look, el postureo y los likes que recibimos en nuestras fotos del verano. 
Hace 10 años nuestra máxima preocupación era encontrar una cámara Kodak acuática para hacerte la foto payasa del verano bajo el agua con tus gafas molongas y tu tubo que siempre se acababa llenando de agua salada... solo teníamos una oportunidad para hacer la mega foto del año. Solo una foto nos hacía falta. A veces hacíamos 20, pero como no podíamos borrar y empezar de cero nos quedábamos lo que teníamos y nos echábamos unas risas cuando las revelabas. Esa era la única foto que tenías para recordar el verano. En el caso de mi familia, siempre había dos: la fotaza ridícula que hacíamos con la Kodak acuática molona que siempre salía mal y la foto mental. Esa era y, a día de hoy, es la mejor foto del verano. Es la foto que hace tu mente y guarda para los días tristes, la que te hace sonreír cuando todo esta choff a tu alrededor. Una foto, no hace falta más. En esa foto mental puedes resumir y reunir lo mejor de tu verano, de tus días de playa, de tus comidas familiares de 5 horas y de las noches de fiesta con los amigos...e incluso de ese beso secreto que te han robado este verano y que solo tu y tu cómplice sabéis. 
Esas fotos, las que verdaderamente valen para toda la vida, no son planeadas ni postureadas... salen de repente, como un déjà vu... en un segundo tu cerebro, sin querer, hace "clic" y se graba esa imagen en la mesa del jardín riéndote con los primos a más no poder porque el perro se ha caído en al piscina, o bailando el Yellow Submarine de The Beetles al más puro estilo flower power siendo las más hippie del lugar o viendo ese anochecer de película...


Este verano no tengáis como objetivo buscar la foto con más likes de Facebook... encontrad la mejor foto mental para toda vuestra vida. La foto que marcó historia en 2015... 
Este verano marcaros un yellow submarine.
Besos. 
Llops

26 ago. 2014

Agosto en Madrid - BiciMad

Hoy os presento un plan algo diferente pero igual de divertido!
Por fin Madrid ha puesto por la ciudad un sistema de bicis de alquiler: BiciMad!
Por sólo 15€ al año puedes alquilar una bici y llevártela a donde quieres...y lo mejor puedes devolverla casi por donde quieras. Hay diferentes paradas donde puedes dejar y recoger la bicicleta.
Yo, por ejemplo, llevo unos días que me voy al Retiro, aparco ahi la bici y luego me cojo otra de vuelta..una gozada!
Además la aplicación del móvil te permite ver donde hay paradas y plazas disponibles.
El único con de bicimad es que solo lo tienen puesto en las zonas turísticas de Madrid.
Pero igualmente, es todo un planazo!

24 ago. 2014

Agosto en Madrid - Escapadas express

El tercer plan básico e importantisimo para sobrevivir el mes de agosto es escaparse un fin de semana a cualquier playa!
Vale igual irse al pantano de San Juan...nuestra pequeña playa de Madrid, o irse a la playa en condiciones. Yo personalmente soy fan incondicional del Mediterráneo al que huyo siempre que puedo.
De igual manera, una escapada al verde del norte tampoco está nada mal. Una escapadita a la Semana Grande de Santander o Bilbao o San Sebastián es todo un planazo. Pillate un blabla car y súbete a ver la costa.
Yo ya me he escapado un par de veces a la costa valenciana a ponerme de paella, de tinto de verano y de medusas hasta arriba!
Así que aquí os dejo...mediterraneamente bien!!

14 ago. 2014

Agosto en Madrid - Yoga en Debot

Como plan número 2 del mes de agosto tenéis un poco de yoga al aire libre. Yo soy super fan del yoga desde hace años porque me ayuda a relajarme y a estirar bien y en condiciones...y sobretodo porque no soy muy deportista...

La semana pasada una amiga me invito a una sesión de yoga al aire libre. Al principio reconozco que me dio un poco de no se que, porque una de las cosas que me gustan del yoga es el silencio y la tranquilidad, pero os diré que me encantó!

Muchos de vosotros ya conocéis el precioso Templo de Debot situado en la zona de Rosales de Madrid, bueno pues ahí es donde los martes y jueves de este mes podréis encontrar a Sandra que por 5€ (de donación completamente voluntaria) da alrededor de una hora de yoga al aire libre. Además, como durante el día hace un calor horrible, las clases son a las 20h30 para poder disfrutar de lo que queda de sol sin asarse! Todo un lujo!!


Seas un novato de yoga de los que no pueden ni doblar un poco el cuello o seas un espagueti total, Sandra hace las clases super amenas y cómodas para gente de todos los niveles. 

¡Un plan low-cost para una experiencia top! Si estáis por Madrid este agosto, no lo dudéis y pasaros un martes y/o jueves por el Templo de Debot para una clase de yoga al aire libre!

11 ago. 2014

Agosto en Madrid - Cine de verano

Este año, por desgracia, me ha tocado quedarme en Madrid durante el mes de agosto... por suerte, Madrid sigue siendo interesante aun cuando no hay nadie en la ciudad. 

Este en Madrid, Cadiz o Altea, mi verano tiene que incluir un cine de verano. Cuando era pequeña y tocaba quedarse en casa de los abuelos a dormir, mis abuelos siempre me montaban un pequeño cine de verano en casa sacando a la terraza la mega tele, los sofas, las palomitas y ¡listo! Y ahora que soy mayor tengo como MUST del verano pasar si o si por un cine de verano donde pueda ver las estrellas mientras disfruto de una buena película. 

Así que dada mi situación, me puse a buscar y me tope con el cine de verano del Cuartel de Conde Duque, en la calle Conde Duque 9-11 por la zona de Malasaña. Aunque este sitio últimamente se ha hecho famoso por los sing-alongs que hay los viernes, como el de Grease, lo cierto es que hay películas buenísimas y de todos los géneros...eso si, no se repiten! Yo he podido ver no una sino dos pelis de estreno: Begin Again y Chef! Y, por cierto, ambas películas buenísimas así que os las aconsejo por completo. 

Por si eso no fuera suficiente, antes de entrar en el cine tienes unas tiendas ideales y una zona chill out con comida y bebida donde tomar algo bien rico. Todo está cuidado a la perfección! Cada sillita, hamaca, camarero y luz! Además, la comida que hay esta buenísima y ha sido creada por nada más y nada menos que 11 estrellas Michelín que colaboran con el proyecto Cocina Conciencia de la Fundación Raices que ayuda a jóvenes en riesgo de exclusión social volver a ponerse en pie. (Para saber más del proyecto Cocina Conciencia haz clic aquí)

En fin serafín...que estoy encantada con este cine, zona chill out, mercadito...pero sobretodo, estoy encantada con este experiencia que hace de un solitario agosto en Madrid una época más fácil y divertida!

Si tenéis ocasión, ¡pasaros! ¡Os encantará!